Repelente de Topos

Si repentinamente aparecen montones de tierra en el jardín, que no te quede duda: tienes topos. Lo bueno es que no hace falta contratar a un profesional para eliminar topos, lo puedes hacer tú mismo.

Si bien, no son portadores de enfermedades, si no usas rápidamente un repelente para topos, estos mamíferos pueden llegar a hacer un desastre en tu jardín o huerto. 

Precisamente por eso, te mostramos cómo eliminar una plaga de topos y topillos definitivamente, sin usar químicos, sin lastimarlos, pero sobre todo, sin necesidad de gastar un centavo (o sí, tú eliges). ¡Vamos a ello!

Repelente para topos

Recomendaciones para tratar una plaga de topos

Si planeas acabar con la plaga por ti mismo, debes hacerlo bien:

  • Busca el foco de la plaga: Dedica tiempo a localizar la zona más concurrida por los topos o topillos, es decir, esa zona donde abundan los surcos de tierra conocidos como toperas.
    • ¿El motivo? Los métodos que emplees para eliminarlos serán más efectivos si lo aplicas directo en el foco de la plaga.
  • Primero, intenta espantarlos: Trata de ahuyentar a los topos, o sea intenta alejarlos del jardín con productos o remedios disuasorios, que no llegan a lastimarlos (te vamos a dar una lista más adelante).
  • Si no consigues alejarlos, usa trampas: Si apuestas por las trampas, al menos usa aquellas que los capturan sin hacerles daño, de modo que después puedas liberarlos lejos de tu hogar. 

Ahuyentador de topos

Usar repelentes es la mejor opción, pues además de eliminar una plaga de topos, impide una nueva plaga a futuro.

Y, no necesariamente debes adquirir un producto. Tienes la opción de preparar un repelente casero a base de plantas u otros ingredientes — que seguramente tienes —, cultivar plantas anti topos, usar molinillos… 

… O directamente apostar por las propuestas comerciales como sprays, dispositivos ultrasónicos o solares, etcétera.

De todos hablaremos un poco, tú decides por cual apostar.

1. Vinagre para topos

Una buena solución para eliminar, o más bien, espantar topos, es con vinagre. El vinagre es un magnífico repelente natural, pues su fuerte olor es desagradable para estos mamíferos (también para otros insectos). 

Para preparar/usar un repelente con vinagre, debes hacer lo siguiente:

  1. En un pulverizador, vierte vinagre blanco más agua en partes iguales. No hace falta que agites.
  2. Luego, rocía cada topera (montículos de tierra), tanto externa como internamente, de tal manera que el olor la inunde, que es lo que terminará por ahuyentar a nuestro amigo/enemigo excavador.

Por cierto, puedes usar este preparado como preventivo si lo rocías por todo tu jardín, de vez en cuando.

2. Plantas para ahuyentar topos

Ciertas plantas poseen un olor tan detestable que los topos ni se acercan al jardín donde están plantadas. Tres que funcionan bien son:

  • La ruda, que desprende un intenso olor que funciona perfecto para repeler topos.
  • La euphorbia lathyris, conocida como ‘planta espanta topos’, se ha demostrado científicamente que posee un efecto repelente, que es debido al olor que produce sus raíces.
    • En este enlace tienes información sobre cómo plantarla. Es obligatorio el uso de gafas y guantes al manipularla, ya que segrega una sustancia tóxica que puede causar irritación en la piel u ojos.
  • La Fritillaria imperialis o Corona Imperial, una planta bulbosa empleada para la decoración, resulta de lo más efectiva. Ten en cuenta que requiere de excelentes cuidados para prevalecer.

La que elijas, has de plantarla por todo tu jardín — no necesariamente debes llenar el campo completamente —. Si tienes una plaga de topos estos huirán, si no la tienes, nunca la tendrás.

Cabe mencionar a otra planta: el saúco, que en su caso no debes plantarla, sólo colocar algunas ramas en las toperas para espantar a los invasores.

3. Aceite de ricino

El aceite de ricino no sólo tiene beneficios para la piel o el cabello, también es un efectivo repelente anti topos… Si se mezcla con un par de ingredientes más. Para usarlo, haz lo siguiente:

  1. Mezcla una parte de aceite  ricino más una parte agua, luego añade 2 cucharadas de jabón.
  2. Vierte la mezcla en un pulverizador, para luego rociar el interior de cada topera con él, teniendo sumo cuidado de no regarlo sobre el jardín.

4. Ahuyentador de topos solar o por ultrasonidos

Actualmente, están de moda estos dispositivos que prometen acabar con una plaga de topos, produciendo ultrasonidos que a su vez generan vibraciones subterráneas que los hace huir al creer que están en zona hostil.

Su fuente de energía es una batería recargable por energía solar, ¡oh là là! Parecen una obra maestra pero, ¿realmente funcionan? Sí pero no.

Lo mejor que podrían hacer es que el topo se aleje un poco del dispositivo, lo que implica que cavará nuevos túneles. Ya con el tiempo, el topo aprenderá a convivir con las vibraciones — hasta puede que se pasee alrededor del dispositivo —.

A lo que cabe añadir que los ultrasonidos no viajan bajo tierra. Pero, aún así los fabricantes se atreven a decir que su dispositivo ‘ahuyenta topos’ puede cubrir miles de metros cuadrados…

5. Molinillos de viento

Lo creas o no, un molinillo puede funcionar como un ahuyentador casero para topos.

Su función es prácticamente igual a los dispositivos ultrasónicos: producir ruidos o vibraciones que hagan creer a los invasores que están en una zona peligrosa.

Aquí la ideas es que plantes los molinillos de viento cerca de cada topera, de modo que cuando el viento haga girar las aspas, se produzcan las vibraciones que intentarán ahuyentar a los topos.

¿Cómo eliminar o cazar topos?

Si nada te funciona, es hora de recurrir a métodos más radicales.

Por ahí recomiendan llenar las toperas de cristales rotos, pimienta o chile en polvo. No obstante, esto hará que los topos excaven nuevos túneles para rodear cualquier obstáculo que le propongas.

Colocar trampas para topos es la mejor opción

La opción más efectiva para cazarlos es usar trampas, preferiblemente las que los capturan sin lastimarlos, de manera que luego puedes liberarlos en el campo. En este sentido, la trampa de la firma Relaxdays, que cuesta menos de 11 euros, es una buena opción.

¿Un consejo? Colocar varias trampas en diferentes túneles es una buena pero cara idea, por lo tanto, sería mejor identificar cuáles túneles usa el topo de forma frecuente, así tendrías que adquirir menos trampas. Para eso, haz lo siguiente:

  1. Colapsa varios túneles. Para eso haz presión en el medio de un túnel, de modo que la tierra que caiga lo tape.
  2. Fijate al día siguiente si el topo ha vuelto a excavar alguno de esos túneles. Si lo ha hecho, significa que es un túnel activo (el topo pasa frecuentemente).
  3. Coloca las trampas en los túneles activos, así será más fácil atrapar a un topo.

Deja un comentario