Repelente de picudos rojos

La plaga del picudo rojo suele introducirse en las palmeras que cuentan con daños o heridas, como las que pueden desencadenarse por la poda de las hojas; ya que este tipo de daño en las plantas suelen atraer tanto estos como otros tipos de escarabajos.

¿Cómo eliminar el picudo rojo?

Esta es la principal razón por la que no es recomendable el realizar podas constantemente; o bien, hacerlas durante la temporada de invierno.

Si en tu jardín o huerto cuentas con una plaga de picudos rojos, tienes que llevar a cabo un tratamiento intensivo durante buena parte del año; sobre todo durante la época calurosa del año, ya que los picudos rojos suelen invadir con mayor frecuencia nuestras plantas en estas fechas.

Las plantas y, en especial las palmeras que se ven afectadas por una plaga de picudo rojo, tiene que talarse o destruirse si se encuentran especialmente dañado.

¿Entonces, qué podemos hacer para eliminar el picudo rojo?

Hoy en día tenemos diversas opciones en lo que respecta al control o eliminación de plaga de picudo rojo. Por lo usual, es necesario que utilizamos dos o tres de estas técnicas al mismo tiempo para poder eliminar en su totalidad la presencia de estos escarabajos.

Detección y seguimiento – monitorización: Para dar un seguimiento a esta plaga, tenemos la opción de comprar y colocar en el jardín algunas trampas de feromonas.

Podas: Este escarabajo cuenta con una especial preferencia por las palmeras que presentan heridas o que cuentan con una salud comprometida. Como mencionamos, las podas constantes o que se realizan en invierno pueden dañar a estas y otras plantas, por lo que, siempre, debemos realizar este proceso con la mayo seguridad posible, a al vez que retiramos los restos de la poda.

Dendrocirugía: Esta técnica se refiere a la eliminación de forma manual de las zonas que se han visto afectadas de la palmera. Todas las partes de la planta que se han identificado, deben de retirarse y, de preferencia, no dejarse en el jardín, sino desecharse.

Tratamiento químico: En este caso, el tratamiento va dirigido al cogollo. En especial, este tipo de técnica se dirige a la zona de las hojas de la palmera, conocida como coronas, donde suelen encontrarse con frecuencia heridas y picudos rojos en su interior.

Endoterapia: Con este método, colocaremos insecticidas en el interior del tronco de los árboles. Esto puede, así mismo, realizarse mediante inyecciones.

Tratamientos en la tierra: Aquí, esparciremos por la tierra un insecticida líquido; el cual, una vez que se absorbe por parte de las raíces de la planta, daña las larvas de la plaga y las elimina.

Tratamiento biológico: Este es un tratamiento un tanto más seguro, con el que emplearemos parásitos eficaces para controlar la reproducción y presencia del picudo rojo en las plantas de nuestro huerto o jardín.

Como mencionamos anteriormente, lo mejor que podemos hacer es llevar a cabo dos o más de estos tratamientos al mismo tiempo; ya que el picudo rojo es considerada una plaga bastante resistente.

¡Compartelo!

Deja un comentario