Repelente de perros

Los perros, al igual que a las personas, gustan de ciertos olores o incluso los aman, mientras que detestan otros. Por ello, si quieres saber cómo ahuyentar perros para que no orinen; o bien, buscas un repelente natural para perros, en esta ocasión, compartimos contigo algunas de las mejores soluciones que puedes implementar fácilmente. Echa un vistazo:

¿Cuál es el mejor repelente para perros?

La naturaleza ha dotado a los perros de un sentido del olfato increíblemente sensible, que puede ser tanto una gran ventaja como una molestia. Hoy en día se sabe que los perros no pueden tolerar ciertos olores; y pueden reaccionar ante ellos de diferentes maneras: estornudando, frotándose o lamiéndose la boca, etc.

repelente para perros

Esto se debe a que la nariz del perro, que termina en una superficie negra y húmeda, captura fácilmente incluso los olores más delicados y completamente imperceptibles del espacio.

Los olores que amamos y sentimos como «suaves» y agradables para los perros pueden ser demasiado fuertes, e incluso repulsivos y persistentes. Los olores demasiado fuertes y desagradables para tu mascota, así mismo, pueden provocar irritación de la nariz.

Así mismo, los perros aman ciertos olores que las personas encuentran repulsivos. Si bien, cuando se habla de los olores que no les gustan a los perros, vale la pena mencionar algunos ejemplos populares para saber cómo ahuyentar perros, si es lo que estamos buscando.

Cítricos

Los aromas cítricos se asocian no solo con la limpieza, porque tales aromas se utilizan a menudo en la producción de productos químicos de limpieza. Es un aroma que normalmente nos hace sentir bien. La situación es completamente diferente en el caso de nuestras mascotas. Aunque los perros a menudo quieren oler lo que sostiene su dueño, el colocar naranjas o mandarinas debajo de sus narices puede causarles estornudos.

Por ello, un excelente repelente para perros puede ser, precisamente, cualquier agente de limpieza con intensos aromas cítricos.

Vinagre

Lo mismo ocurre con otros olores ácidos y penetrantes. El olor del vinagre es desagradable para cualquiera: nosotros mismos no nos sentimos cómodos cuando está flotando en el aire, y mucho menos un perro. Este aroma llega a sus fosas nasales y no le permite respirar con calma. De hecho, es un excelente repelente natural para perros, que no les hará ningún daño, pero sí que los ahuyentará.

Picante

Los pimientos picantes y su olor son uno de los factores más irritantes en el tracto respiratorio del perro. Aunque pueda parecer que no huelen demasiado, los perros pueden olerlo. Además, el aroma de los pimientos picantes puede irritar las membranas mucosas de un perro; si bien, en dosis bajas, simplemente hará que el perro se aleje del lugar, para ello, podemos triturar o moler un picante en un litro de agua y, posteriormente, con un spray, rociarlo sobre los lugares en donde deseamos que no se acerque ningún perro.

Perfume

Otra fragancia en la lista de aromas que evitan los perros es el perfume. La gente los ama, nos dan confianza en nosotros mismos, nos hacen sentir más atractivos, nos hacen sentir mejor. Desafortunadamente, las mezclas de diferentes aromas, especialmente los intensos y fuertes, hacen que el sentido del olfato del perro «se vuelva loco» al captar demasiada información. Y si bien, no se trata de un repelente natural para perros, sí que es bastante efectivo.

Alcohol

Hablando de los olores que no les gustan a los perros, también vale la pena mencionar el alcohol. La situación es similar al vinagre: un olor fuerte irrita el sentido del olfato del perro y provoca una sensación desagradable.

Para usarlo como un repelente para perros, podemos mezclar un poco de alcohol con agua y descargarlo con un spray sobre la zona deseada.

Excepciones a la regla

Los anteriores son solo algunos ejemplos de aromas que a nuestros perros no les gustan o les asusta. Teóricamente, aunque a muchos perros no les gusta el olor a alcohol, vinagre, perfumes o cítricos (no se puede negar que son muy irritantes), siempre habrá algún cuadrúpedo en el que no causarán mucha impresión.

Por otro lado, podemos encontrarnos con un cuadrúpedo que evitará el olor que generalmente es agradable o al menos neutro para la mayoría de los perros.

Aerosoles repelentes

El hecho de que ciertos olores disuadan a los perros ha contribuido al desarrollo de varios tipos de elementos disuasorios. Están dedicados, entre otros para las personas que tienen un problema, por ejemplo, con el hecho de que su mascota no es capaz de mantener limpia la casa y defeca siempre en el mismo lugar, así como para aquellos que no quieren que el perro se acerque a un lugar determinado – a la cama, sillón o parterres del jardín si tiene tendencia a cavar.

Hay muchos productos repelentes para perros especiales disponibles en el mercado. Podemos utilizarlos en casa, como rociándolos sobre los muebles o limpiando el suelo. Otro grupo de productos son los que se utilizan en el jardín. A menudo son aerosoles, pero también hay preparaciones de nueva tecnología, que se encuentran, por ejemplo, en forma de gránulos.

La acción de estos agentes es duradera, ya que los elementos de disuasión se liberan gradualmente y evitan que los perros o gatos se acerquen demasiado a ellos. Sin embargo, estos tipos de disuasivos no suelen ser preparados de origen natural. Los productores conocen muy bien a qué olores temen los perros y tratan de obtenerlos mediante métodos de laboratorio.

¿Son este tipo de aerosoles y otros remedios una buena forma de lidiar con la orina en casa o cavar hoyos en el jardín? ¡Por supuesto no!

El problema no está resuelto en absoluto, sino enmascarado y de una forma muy desagradable para el perro.

Para que una situación de crisis se resuelva de forma permanente y segura para un perro, se debe llegar a su origen.

Orinar en casa a menudo es simplemente una consecuencia del hecho de que el perro no está entrenado adecuadamente para limpiar: y para que esto se resuelva, debemos trabajar con él.

¡Compartelo!

Deja un comentario